top of page

Una cascada escondida en el corazón de las serranías selváticas de Samaná

La península de Samaná, en República Dominicana, goza de playas de ensueño, pero en el corazón de su territorio se descubre la vida auténtica de su gente y lugares de naturaleza deslumbrante.



En mi andar por el norte de República Dominicana, llegué al paraje El Café, cerca del poblado de El Limón.


El paisaje es de serranías boscosas, ríos y pequeñas comunidades que se suceden a unos 15km de la costa, a 700msnm.


Allí, los lugareños ofrecen caballos y su compañía para llegar a una cascada fantástica.



Son 40 minutos de paso tranquilo, disfrutando el entorno natural y la charla con los pobladores.Finalmente un sendero caminando, y aparece el Salto El Limón que resuena en todo el paisaje.



Son 45 metros de caída del Arroyo Chico en un acantilado que encuentra en su camino hacia el mar.


A sus pies se forma una gran olla donde es un placer refrescarse antes de emprender el regreso.


La intimidad de Samaná sorprende en este lugar.Si vas a vacacionar a la región, además de las playas, disfrutar de compartir con las personas en sus pueblos, será una experiencia inolvidable.




Mapa de como llegar

Comments


bottom of page